sábado, 16 de octubre de 2010

MADRESELVA

De mi madre pude haber heredado más lo de atorranta que lo de milonguera.
Tan radiante que da calambre o directamente hecha mierda.
Colorinche hasta la médula.
Pantalones que la aprietan.
Ojos grandes, y más grandes todavía, si hay turbulencia.
Mi mamá es pequeña pero se hace la grandota.
Es antigua en muchas cosas, pero se hace la moderna.
Me mostró los caminos con espinas
dejándome embarrar prendas nuevas.
Reconozco que de pequeña me daba vergüenza ir con ella:
salticando bajo lluvia en plena peatonal cordobesa.
La veo secándose lágrimas mientras se depila las cejas
para bambolearse pituca frente a ojos de cualquiera.
Yo la admiro; a mi mamá le da pena.
Gritoneando de alegría, sacudiendo la pereza, ahí está ella:
entre el cuarteto, clientes y, cuando puede,mirando las estrellas
o cantando, ebria ,su tango: "Madreselva".



Gracias mamita. Te quiero mucho.

4 comentarios:

  1. sencillo y contundente, me gusta lo tuyo milonguera

    ResponderEliminar
  2. Daría muchas cosas por conocerte personalmente. Me has conmovido hasta la última fibra y mirá que no tengo caridad a la hora de juzgar a una persona. Sos hermosísima en el sentido más importante. Ojalá yo fuera más valiente.

    ResponderEliminar
  3. Tu fuerza ante la vida me da ganas de seguir adelante. Gracias milonguera, mujer y talentosa. Pronto, mamá sola. gracias por salir del anonimato con tu tango sola. por todas nosotras. Sofía

    ResponderEliminar
  4. Raúl, Anónimo, Sofia: gracias aunque tanpoco me haré cargo de tanto. Cuando una - y de manera tan errada pensaba en que nunca podría ser mamá, esto supera. no hay circunstancia tan terrible en mi caso. No seré "mamá sola", seré mamá y recontra acompañada y bailaré al compás de mis tangos que de incomunicados a esta altura no tienen nada. Pero las realidades difieren y todo es tan personal como lo somos nosotras chicas. Estoy acá,gracias por aparecerse, abrazos!!!

    ResponderEliminar